Amparo Blay

Comité Ejecutivo Cultura e Historia.

Si el fin último de un político es defender a quienes le han votado y junto con sus compañeros gobernar bien ¿por qué nos hacemos esta simple pregunta tan a menudo? Pues porque hemos dejado nuestra vida a merced de lo que un grupo de gente decida, la mayoría de las veces sin ningún sentido, a tontas y a locas obedeciendo a criterios personales nada científicos y partidistas.

En estas condiciones, incapaces de gestionar nada se dedican a llenar sus cuentas corrientes, muchos de forma legal, otros no tanto y a pasar el mandato mano sobre mano, sin importar las consecuencias, puesto que, en un país permisivo, no las hay como estamos cansados de ver.

Ahora bien, ellos no son los culpables, como tampoco lo es el que lleva mintiéndote toda la vida porque tú y solo tú se lo consientes.

 

Me prometí a mí misma no volver a escribir sobre el alcalde, puesto que me parece un personaje trasnochado sacado de los años sesenta, cateto y provinciano.

Pero la nobleza obliga y mi ciudad a la que en otro tiempo admiraba por su belleza, me lo exige.

 

Querido alcalde:

«Salvo la sujeta de Barcelona, otro incapaz grado excelso, es usted el peor alcalde de este país que se descompone a marchas forzadas, llevándonos a una balcanización que nadie desea.

Y lo explico, cuando juró su cargo la sombra de Rita Barberá era muy alargada, tanto que muchos aún la echamos de menos.

Ha confundido usted “progreso” con cutrez y fealdad y así imposible. Nos quiere en bici, patinete a pinrel, o en su defecto a caballo como hace cien años.

Odia los coches, pero se sube a uno oficial con aire acondicionado todos los días y está bien, para eso es el alcalde, pero la hipocresía se le derrama por los bolsillos de esas chaquetas que conocieron mejores tiempos, porque sí es usted un mostoso y por eso nuestra ciudad está tan sucia, los barrios tan degradados y oliendo mal que tira para atrás.

Valencia se muere, lo vemos quienes pisamos sus calles a menudo, es un cadáver que ni la mejor maquilladora puede embellecer.

Mientras, sus concejales están encantados de conocerse y alguno de ellos ya denunciado, la ciudad se asfixia y necesita aire como agua de Mayo.

Quiere que el año que viene seamos los anfitriones del “diseño” y nos coloca unos maceteros que en la plaza de una aldea perdida hubieran quedado como algo exótico, pero no aquí la tercera capital de España.

Un monolito para que los perretes se acerquen y se hagan pipí en él, para conmemorar otra reivindicación perroflauta de esas que a usted y a sus compinches les apasionan.

Podría seguir enumerando chapuzas, pero quiero detenerme en la EMT, empresa que cogieron agonizando y se han encargado de rematar. Algo que no nos sorprende porque son ustedes un saco de patatas cuando se trata de gestionar con coherencia. Su concejal pensó que estaba jugando al Monopoly y se hinchó a cambiar cosas, tanto que perdió en una esquina cuatro millones de euros nuestros, de todos los valencianos y pongo perdió para no tener que ir a juicio. 

Pero ahora haciendo uso de un poder letal, la utiliza para ir contra un proyecto que crearía quince mil puestos de trabajo de forma directa e indirecta en nuestra Comunidad. Me refiero a la ampliación del Puerto de Valencia.

Rizando el rizo de lo obsceno y nauseabundo paga con nuestros impuestos una campaña contra esta ampliación y la coloca en una empresa arruinada.

Paseándola por toda la ciudad para que la gente lo apoye, es decir infantilismo y mala leche a partes iguales.

Sinceramente, creo que gobierna contra Valencia y no por ella y eso se debe al poder nacionalista catalán, el amo manda.

Hemos tenido alcaldes socialistas que ni siquiera destrozaron Valencia como lo está haciendo usted, uno construyó el Palau de la Música y otra nos dejó el cauce del Turia, no es para echar cohetes, pero algo es algo.

Es un rancio sin ninguna gracia, un tipo gris, rencoroso, un don nadie que está ahí por carambolas de una ley electoral que nos está matando en vida. Gobernados por lo peor de cada partido, generaciones enteras pagarán sus mamarrachadas y duele.

Como soy optimista por convicción, espero que usted desaparezca del panorama político y se vaya a plantar nabos o tomates, igual me da y sea recordado como el alcalde más nefasto, inútil y sectario de esta maravillosa ciudad que no se merece este escarnio continuo.

Váyase alcalde, váyase y déjenos en paz, haga algo digno por primera vez en su vida, a ser posible claro».

 
 
 
 
 
 
 
 
 

ES EL MOMENTO DE UNIR A TODOS LOS VALENCIANOS

Es el moment de “LO NOSTRE”, canviem per un futur VALENCIÀ 

 
 
 
 
 
 

LA NUEVA ALTERNATIVA

Donde todos y todas somos BIENVENIDOS

Que nadie nos cambie el nombre de nuestra cultura, de nuestra historia. TOMEMOS EL CONTROL de nuestra tierra.

Un Solo Objetivo

Defender y trabajar por los intereses económicos, sociales, culturales e históricos de nuestra tierra

Lo Nostre

BASTA YA DE SER MONEDA DE CAMBIO

SOLO NOSOTROS DEBEMOS DECIDIR

HAZTE RESPETAR!

Ahora tienes la oportunidad de pertenecer a un partido que DEFIENDE TUS INTERESES económicos, tus tradiciones, tu cultura y tu verdadera historia.

DEFENSORES DE TUS INTERESES

El partido DE TODOS

Los que quieren la prosperidad de nuestra gente SIN INJERENCIAS, SIN IMPOSICIONES de otras comunidades

acción

AHORA ES EL MOMENTO, pasa a la ACCIÓN, ya tienes el partido que TE REPRESENTA, unidos por un sentimiento LA PROSPERIDAD de nuestra comunidad

Lo Nostre

LONOSTRECV

Federación De Colombicultura

Federación De Colombicultura De La Comunidad Valenciana En la pedanía Valencia de Forn d´alcedo, el día 2 de Diciembre de 2020, se han reunido los

LEER MAS
LONOSTRE

PUBLICACIONES VARIAS

Contacto

Email: info@lonostrecv.es
Plaza del Ayuntamiento, 19-11-F de Valencia. 46002.
DONDE ESTAMOS