lonostre
AMPARO BLAY

AMPARO BLAY

Delegada de Educación Cultura e Historia

¿Enseñanza o adoctrinamiento?

Comparte en tus redes sociales

Share on facebook
Share on google
Share on twitter

Empecemos por diferenciar entre “educar” y “enseñar conocimientos, materias” porque no es lo mismo. Educar educa la familia, es decir son los encargados de acompañar al bebé desde sus primeros pasos y enseñarle a moverse por la vida, dándole como herramientas, unos valores que le permitan convivir con sus semejantes.

 

Cuales sean esos valores dependerá de la familia que lo eduque y con ello tendrá que ir creciendo, son los cimientos del hombre o mujer que será el día de mañana.

 

Por tanto, ése ámbito se lo dejamos a la familia hoy por hoy ya cualquier familia, la que sea puesto que todo ha cambiado de una forma rápida y acelerada.

 

Otra cosa son los conocimientos, asignaturas que se imparten desde la guardería hasta la universidad, eso es harina de otro costal.

 

No hablaré de otros países, no es el tema, pero si de lo que he vivido en España desde que era niña y pasé años de mi vida en un colegio, de monjas para más señas.

 

Allí no había concesiones o estudiabas o repetías curso, sacar buenas notas estaba muy bien visto, sin ser el repelente de la clase, ir bien en los estudios te daba un cierto estatus y en casa estaban encantados.

 

Se potenciaba al alumno y se le premiaba por su esfuerzo, en mi época no había 17 reinos de taifas y por tanto en toda España se estudiaban las mismas asignaturas y se adquirían conocimientos similares con alguna que otra diferencia.

 

Salias del colegio con estudios y una amplia cultura que te abría puertas permitiéndote ser aquello que soñabas, en la mayoría de los casos.

 

Os cuento mi caso ya que fue al menos muy curioso. De un colegio de monjas pasé sin anestesia al Instituto más rojo de toda Valencia, el Benlliure. Gracias a mi capacidad de adaptación no necesité un psicólogo, imaginad, allí me tropecé con los profesores comunistas que ya copaban institutos y universidades todavía viviendo Franco.

 

Aquellos iban a su bola metiéndonos en nuestras tiernas cabecitas el comunismo más rancio y cateto que uno pueda imaginar. ¿De dónde salía tanto rojerío? Aún hoy me lo sigo preguntando, porque la cosa en lugar de mejorar ha ido empeorando y uno ya no sabe si reír o llorar.

 

Fuimos la última generación en recibir conocimientos encaminados a desarrollar nuestras futuras carreras, después de nosotros el diluvio.

 

Y llegó la democracia a nuestro país y saltamos de alegría, por fin íbamos a ser libres, pobres ingenuos que inocentes fuimos.

 

Toda la caterva de catedráticos y profesores comunistas vieron el cielo abierto, podrían meter cuchara y preparar asignaturas sesgadas por su ideología. Como así ha sido, al principio poco a poco, ahora ya a calzón quitado sin importar quien caiga en el camino.

 

Buena prueba de ello han sido y son las ikastolas en el País Vasco y las escuelas en Cataluña, con maestros nacionalistas sus alumnos fueron carne de cañón, almas cándidas al servicio de una ideología separatista, torticera, mentirosa.

 

Empezaba así un desmembramiento histórico sin precedentes, la historia de España se dividía en diecisiete partes y cada uno la explicaba como le apetecía con el beneplácito de los gobiernos autonómicos, así un niño de Aragón escuchaba atónito a uno catalán hablando de un reino inexistente.

 

Se abría la veda para soltar burradas en las aulas sin que nadie se horroriza y en las casas las cosas estaban chungas con el paro y llegar a fin de mes así que el niño o joven se creía lo que el profesor decía sin tener alguien a su lado para enseñarle a dudar. Pasar de curso era la prioridad lo que aprendieras daba exactamente igual.

 

Así las cosas, cada día más ceporros, menos inteligentes nada competitivos, se busca ya el aprobado general y ancha es Castilla. No importa enseñar, sino adoctrinar que se crean las mentiras que algunos iluminados imparten, parece que ya ni molesta.

 

Los padres no quieren que el nene suspenda, aunque este sea un cateto y un futuro joven inculto que sólo aspire a puestos de trabajo menores, donde pensar esté mal visto. Con tal de que no se salga del redil tiene bastante.

 

Pero los que gobiernan que entienden que eso es un suicidio intelectual, llevan a sus retoños a colegios de pago a ser posible fuera de España, porque saben que así llegarán lejos, mientras el populacho traga y se aborrega a marchas forzadas.

 

Hemos perdido a nuestros intelectuales, no volveremos a disfrutar de las Generaciones del 98 y del 27, ahora es todo mediocridad y desdén.

 

Evidentemente, quedan buenos maestros, aman su profesión, quieren enseñar y hacerlo bien con objetividad sin sesgos ideológicos, que la información llegue pura y el alumno pueda interpretarla, razonarla, cambiarla si hace falta.

 

Y llega la Ideología de Género, ese invento perverso y demagógico creado por mentes calenturientas, enfocado a destruir al ser humano desde su más tierna infancia, pretenden enseñar sexo a niños de cuatro años y otras cosas que son infumables en niños tan pequeños.

 

Marear, destruir la mente a tan temprana edad nos aportará individuos frágiles, amorfos, sin valores, zombies en una sociedad cada día más inculta y barriobajera donde lo soez sustituye impúdicamente al conocimiento más elevado.

 

Los templos del conocimiento son ahora espacios para adoctrinar y reducir el intelecto a la mínima expresión. No volverán aquellos tiempos donde estudiar para algunos niños era un lujo y aún así lo hacían a escondidas con la carita iluminada por la luz de la vela, mientras devoraban el abecedario o los números, soñando con ser alguien el día de mañana.

 

Ahora estudiar, aprender cotiza a la baja, si todos somos lerdos pues es lo que hay con tal de pertenecer al grupo.

 

Padres que consienten, maestros con demasiado rencor, sociedad a la que ya todo le da igual, culpables unos por acción y otros por levantar los hombros, vamos hacia la pobreza intelectual generalizada. Triste, demasiado.

Y no veo la luz al final del túnel porque, el camino andado ha degradado una institución la de la Libre Enseñanza para convertirla en un mercado vociferante y mal oliente.

 

Caminamos hacia la mediocridad y el que destaca es un peligro, las asignaturas se cercenan, se manosean ya no son las mismas, mentes totalmente malvadas nos quieren esclavos y zoquetes, quizás porque ellos mismos lo son.

Los gobiernos en democracia se han cargado el conocimiento, quizás ése y no otro ha sido el objetivo. Ni derechas ni izquierdas son capaces de legislar a favor del individuo y su capacidad de formarse y lo estamos pagando muy caro.

 

Añoro los tiempos de mi infancia y juventud, echo de menos a profesores entregados que me enseñaron principalmente a pensar por uno mismo. Espero y deseo que vuelvan a las aulas para poder decir que si, que aprendimos aquella lección de que la letra con sangre entra.

Departamento de Educación y Cultura.

Lo Nostre.

Conoce el equipo
Canal de actualidad Lo Nostre
Conoce el equipo
Canal de actualidad Lo Nostre

Suscríbete a nuestro canal

Mantente informado de una manera más divertida y contada por los nuestros. 

Publicaciones

Ultimas entradas

COLABORA

Si quieres colaborar en este proyecto contacta con nosotros y nos pondremos en contacto contigo.

¿Y tú eres de los Nuestros?

Conoce nuestro proyecto y colabora con nosotros.

¿Te gustaría asistir a nuestra puesta de largo ante la sociedad de nuestra Comunidad Valenciana?

Para poder asistir a nuestra presentación deberás estar registrado como Simpatizante o Afiliado.

Por motivos de seguridad y medidas COVID, para asistir deberás estar inscrito en la lista en la puerta de entrada tu nombre apellidos y el número de invitados que te van a acompañar. 

Por fin un partido que te representa

Somos un partido 100% Comunidad Valenciana, nos gustaría ser los verdaderos representantes de todos los ciudadanos de nuestra comunidad, sin injerencias externas.