Amparo Blay

Comité Ejecutivo Cultura e Historia.

Es un feminismo sesgado, puesto que ampara a determinadas mujeres y niñas y no al común de los mortales. Los o las abanderadas de esta nueva corriente reivindicativa se olvidan que cuando una mujer es vilipendiada no importa su ideología o a quien vota.

Algo tan obvio a nuestros políticos se les olvida a nivel central y autonómico encontrándonos con casos mediáticos que nos han dejado al descubierto el sectarismo brutal de mujeres que ostentan cargos públicos y se supone que tienen que estar doblemente concienciadas, no hace falta poner nombres, son de todos conocidas.

El acto tan denunciable por el tremendo abuso a la libertad individual que supone y el trauma de por vida como una violación, pasa desapercibida si el que la comete tiene la piel oscura, o es de otro país, pierde interés y para nuestra sorpresa hasta parece que la víctima iba provocando.

Incomprensible que sólo se dirija el dedo acusador hacia el hombre blanco español y se mire hacia otro lado si el verdugo es de otro colectivo.

Pero hay más, recientemente, los abusos a menores en centros tutelados por el Estado nos han hecho aterrizar sin paracaídas frente a una trama muy bien montada, amparada por redes ocultas y no tan ocultas de cuyo hilo, algunos políticos no quieren tirar no se encuentren con la madeja completa entre sus manos.

España hace aguas y no nos llegan los pozales para achicar tanta inmundicia que se nos ha colado con partidos feministas, comunistas y colaboracionistas. Porque mirar hacia otro lado supone aceptar, aunque tus manos no estén pringadas.

Un feminismo rancio y cobarde lo acapara todo, como si fuera la verdad absoluta, una sociedad que traga con ruedas de molino, no sea que sea tachada de racista o algo peor. Una Europa en estado agónico, que abre sus puertas y piernas al enemigo ofreciéndole a sus vírgenes como antaño.

Colectivos de mujeres con los pechos al aire pidiendo libertad, pero abrazando una religión que lapida a las mujeres que se atreven a desobedecer. Locas totalmente desenfrenadas atacando a los hombres sin motivo, chiringuitos que han hecho millonarias a sus presidentas, todo ello aderezado por un gobierno surrealista más preocupado por abrazar filoterroristas que por protegernos.

Una sociedad anonadada, dormida aceptando abusos si vienen del lado “correcto” de los míos, los mecanismos de defensa a todo trapo, diciendo sí a lo inaceptable porque asumir que he votado miseria y muerte me obliga a replantearme muchos de mis esquemas y a comprobar que soy un miserable y parte del problema.

Las mujeres no somos seres de luz ni los hombres demonios, la violencia no tiene género y los que tratan con mafias que prostituyen a menores esto del feminismo se la trae al fresco. Hay mujeres que asesinan a sus hijos por el mero hecho de destrozar al padre, otras porque no están bien de la cabeza y son muertes tan terribles como cualquiera, pero no salen en los medios de comunicación o rápidamente se les echa tierra encima.

Pretenden hacernos creer que hay víctimas de primera y de segunda, que ellos no tienen ninguna culpa porque destinan millones y millones de euros a las asociaciones de mujeres “progresistas”, única verdad que reconocemos, el dinero de nuestros impuestos gastado en chorradas varias y no en paliar los verdaderos problemas.

Si quienes nos gobiernan eligen a quién proteger dependiendo de la ideología, estamos ante el mayor escándalo de la democracia, Caballo de Troya, resentimiento, mala praxis y malversación, todo ello impregnado de un “buenismo” que apesta y lo corroe todo.

Somos meros peones manejados por dementes, en una partida que no podemos ganar salvo que nos convirtamos en reyes y reinas, asumamos responsabilidades y tiremos a patadas a quienes no protegen al débil sea este de su cuerda o no.

Dicen gobernarnos, pero no es cierto, han llegado para llenarse los bolsillos a costa de nuestras desgracias, aceptamos que nos digan cómo hay que vivir, mientras ellos se pegan la vida padre, les hemos entregado demasiado, pero son insaciables, no tienen fondo.

Seguimos buscando un amo que nos pegue menos que el anterior y así es imposible avanzar. Como mujer me sobra este feminismo de capea y mariscada, soy un ser humano sin etiqueta, tan válida como cualquiera, dejen de marear la perdiz y trabajen, algo que no mata a nadie y despeja la mente, quizás pido demasiado visto lo visto.

El nivel de nuestros políticos y políticas es ínfimo, ridículo, desesperante, fiel reflejo de una sociedad gris, anodina. Nos queda atravesar mucho desierto aún, pero el camino podría ser apasionante y liberador. Ahí lo dejo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

ES EL MOMENTO DE UNIR A TODOS LOS VALENCIANOS

Es el moment de “LO NOSTRE”, canviem per un futur VALENCIÀ 

 
 
 
 
 
 

LA NUEVA ALTERNATIVA

Donde todos y todas somos BIENVENIDOS

Que nadie nos cambie el nombre de nuestra cultura, de nuestra historia. TOMEMOS EL CONTROL de nuestra tierra.

Un Solo Objetivo

Defender y trabajar por los intereses económicos, sociales, culturales e históricos de nuestra tierra

Lo Nostre

BASTA YA DE SER MONEDA DE CAMBIO

SOLO NOSOTROS DEBEMOS DECIDIR

HAZTE RESPETAR!

Ahora tienes la oportunidad de pertenecer a un partido que DEFIENDE TUS INTERESES económicos, tus tradiciones, tu cultura y tu verdadera historia.

DEFENSORES DE TUS INTERESES

El partido DE TODOS

Los que quieren la prosperidad de nuestra gente SIN INJERENCIAS, SIN IMPOSICIONES de otras comunidades

acción

AHORA ES EL MOMENTO, pasa a la ACCIÓN, ya tienes el partido que TE REPRESENTA, unidos por un sentimiento LA PROSPERIDAD de nuestra comunidad

Lo Nostre

LONOSTRECV

Federación De Colombicultura

Federación De Colombicultura De La Comunidad Valenciana En la pedanía Valencia de Forn d´alcedo, el día 2 de Diciembre de 2020, se han reunido los

LEER MAS
LONOSTRE

PUBLICACIONES VARIAS

Contacto

Email: info@lonostrecv.es
Plaza del Ayuntamiento, 19-11-F de Valencia. 46002.
DONDE ESTAMOS