Vicente Blasco Ibañez
AMPARO BLAY

AMPARO BLAY

Delegada de Educación Cultura e Historia

Sangre y arena sobre el pueblo valenciano.

Comparte en tus redes sociales

Share on facebook
Share on google
Share on twitter

Vaya por delante que escribir sobre D. Vicente es un atrevimiento, pero aun así es tanta mi admiración que voy a rescatar la figura de un valenciano universal y ofrecerles la visión del hombre, con todas sus luces y sus sombras.

 

Si tuviéramos que comparar su vida y su obra sería, sin duda alguna, con el gran italiano, Leonardo da Vinci, debido a la peculiaridad de ambos personajes, a sus grandes creaciones y a que fueron sin duda muy polifacéticos.

Vaya por delante que Blasco Ibáñez es el gran olvidado en su propia tierra, tanto en Valencia como en el resto de España, ensombrecido sin embargo por escritores mediocres que sí alcanzaron fama y honores al doblegarse al mandatario de turno y rendirle pleitesía, algo que D. Vicente odiaba al ser una fuerza desatada de la naturaleza, con firmes convicciones que se llevó a la tumba.

 

El joven Blasco de padres aragoneses, se instala en Valencia y vive la época de una ciudad aún muy atrasada volcada en el campo y en el mar, como medios de subsistencia.

Pronto sus inquietudes se despiertan y viaja a Madrid juntándose con otros intelectuales hasta que su madre lo llama al orden y lo hace regresar a Valencia.

 

Pero no se puede poner puertas al campo y su vida transcurre buscando siempre dar salida a ése espíritu juvenil plagado de buenas intenciones que ya lleva el autor dentro de sí y que pugna siempre por salir a flote.

Explicar quién fue Blasco Ibáñez en realidad, requiere ver al ser humano en todas sus facetas, por eso fue y es tan difícil encasillar al escritor, periodista, político o emprendedor en una de ellas.

Poniendo alma y corazón en todo lo que hacía, creó el Diario el Pueblo en tiempos convulsos para España y para el mundo en general. Anticlerical y antimonárquico, se granjeó el odio de muchos lo que le llevó a pasar por la cárcel y a exiliarse fuera de Valencia, en múltiples ocasiones.

 

Le toca vivir la Primera Guerra Mundial y se convierte en corresponsal de guerra cuyas crónicas son muy apreciadas. Nunca deja de lado su faceta de escritor a pesar de que la política le roba parte de su tiempo. Enumerar la obra de tan insigne valenciano nos ocuparía hojas y hojas, obras cortas como grandes novelas, algunas de ellas llevadas a la gran pantalla como “Sangre y Arena” o “Los cuatro jinetes del Apocalipsis” que en Estados Unidos devoran admirando al gran escritor.

 

Tanto es así que le proponen una serie de conferencias nombrándolo Doctor Honoris Causa por la universidad Georges Washington.

En Argentina se dedica a montar un negocio que no sale del todo bien y desanimado el gran hombre vuelve a España y a la política, sin dejar nunca de escribir.

 

Novelas costumbristas que reflejan a la sociedad valenciana de aquella época, como “Cañas y barro”, “Entre naranjos” la “Catedral” novela que crea un fuerte enfado por sus tintes anticlericales que Blasco llevó hasta sus últimas consecuencias.

Pero, ante todo, Blasco Ibáñez fue un gran valenciano que defendió la tierra en la que vivió muchos años de su dilatada vida. Anti catalanista convencido, se enfrentó al nacionalismo catalán, que ya por aquella época pretendía la tan ansiada unidad de la lengua, usurpando al Reino de Valencia toda su magnífica cultura. Defensa maravillosa en boca del gran orador que fue, admirado por aquellos que oían embelesados sus manifiestos.

 

La obra de Blasco está escrita gran parte en castellano, pero no hay que olvidar que el joven autor se codea y es gran amigo de otro insigne escritor en lengua valenciana Constantí Llombart, por lo que nos encontramos obra de Blasco también en valenciano, lengua que por supuesto habla y escribe a la perfección.

 

Al final de su alocada vida que él se bebió a grandes tragos, el Titan se siente desencantado de todo y de todos y vive sus últimos días retirado en el sur de Francia donde fallece en Menton, a la edad de 61 años por una neumonía que se complica, aunque es enterrado allí, a los tres años y ya instaurada la República en España los restos del eminente autor son trasladado a Valencia donde son recibidos con honores por Alcalá Zamora, cinco ministros y autoridades valencianas.

 

Prácticamente, todo el pueblo valenciano sale a la calle a recibir con cariño al hijo pródigo que vuelve a descansar a su patria valenciana.

El féretro con el cuerpo del escritor es transportado desde el Puerto de Valencia hasta la Lonja, donde permanece unos días para que los valencianos se despidan de su compatriota.

 

Hoy en día sus restos reposan detrás de una humilde lápida, tal como él quería, en el cementerio municipal de Valencia, a la espera de que se materialice un proyecto y se coloque definitivamente el sarcófago ya restaurado de Benlliure en un sitio más visible, debido a la grandeza del personaje.

 

Hasta aquí a muy grandes rasgos la vida de un ser especial, tocado por todas las musas y despreciado por sus enemigos y los sucesivos gobiernos que no han sido capaces de darle la importancia que se merece, dejando escapar su gran legado.

Personalmente, me pregunto qué sería de los valencianos si hoy en día tuviéramos a un Blasco Ibáñez en la política, es mucho elucubrar, pero estoy segura de que el Reino de Valencia estaría en el lugar que le corresponde y no sería una Autonomía de tercera gracias a la mediocridad de quienes nos gobiernan o eso dicen.

 

Figuras de la talla de Blasco se dan muy pocas veces en la vida y ahora la necesitamos como Agua de Mayo, gente dispuesta a todo por defender aquello en lo que cree, aunque se deje la vida en ello, valencianos de primera, sabedores de quienes somos y lo que queremos.

Capaces de explicar nuestro gran patrimonio cultural y pasearlo con orgullo por el mundo como hizo D.Vicente, sin arrepentirse de nada.

Le debemos mucho y le hemos pagado con indiferencia, por eso este pequeño homenaje desde un partido que nace sabiendo quienes le precedieron y el camino que recorrieron.

Departamento de Educación y Cultura.

Lo Nostre.

Conoce el equipo
Canal de actualidad Lo Nostre

Suscríbete a nuestro canal

Mantente informado de una manera más divertida y contada por los nuestros. 

Publicaciones

Ultimas entradas

COLABORA

Si quieres colaborar en este proyecto contacta con nosotros y nos pondremos en contacto contigo.

¿Y tú eres de los Nuestros?

Conoce nuestro proyecto y colabora con nosotros.

¿Te gustaría asistir a nuestra puesta de largo ante la sociedad de nuestra Comunidad Valenciana?

Para poder asistir a nuestra presentación deberás estar registrado como Simpatizante o Afiliado.

Por motivos de seguridad y medidas COVID, para asistir deberás estar inscrito en la lista en la puerta de entrada tu nombre apellidos y el número de invitados que te van a acompañar. 

Por fin un partido que te representa

Somos un partido 100% Comunidad Valenciana, nos gustaría ser los verdaderos representantes de todos los ciudadanos de nuestra comunidad, sin injerencias externas.